El canto

En karaoke, en  la regadera, en tu casa , solo o acompañado sin duda han sido numerosas las ocasiones en que dejamos de lado el pudor y comenzamos a interpretar  a nuestra manera, una canción que nos apasiona y cuya letra sale casi instantáneamente con mucha fuerza y sentimiento, aún si la técnica no es del todo perfecta.

Sin embargo a pesar de que muchos estamos lejos de ser un tenor en cuanto a interpretación se refiere, el cantar produce más beneficios de los que te puedes imaginar.

Cantar refuerza la salud.

-En la universidad de Frankfurt, se llevo a cabo un estudio que revela que el canto fortalece el sistema inmunológico. El estudio fue realizado durante un concierto que donde se interpretaban piezas de Mozart, al final de la interpretación del Requimen, el estudio revelo que en los cantantes  tenían un incremento en la inmunoglobulina A, que actúa como agente  defensor contra virus y bacterias que penetran en el plasma, además de ello los intérpretes registraron un aumento de hidrocortisol uno de los principales esteroides naturales que regulan el funcionamiento hormonal. En contraste el público registró niveles habituales de estas dos sustancias.

 

Cantar para recuperar áreas dañadas del cerebro

El canto mejora los problemas de memoria, demencia o incluso Alzheimer.

Cuando cantamos se ejercita el hipocampo, lo que conlleva a una estimulación de la memoria,  se estimula el área motora y sensitiva del lenguaje, en las áreas de broca y wernicke respectivamente ya que cuando cantamos, estamos prestando atención a la letra, melodía y ritmo de la canción.

Por otra parte las áreas de procesamiento del lenguaje son distintas a las que se utilizan para procesar la música, debido a esto se han experimentos realizados  en la Harvard Medical School en Boston, EE.UU, señalan que muchas personas que han perdido la capacidad del habla, aún pueden articular palabras en el canto. Por ello se comienza a realizar un estudio de implementación de terapia de canto para rehabilitación del habla.

Así que ahora hay más razones para poner tu playlist favorito, tomar tus audífonos y a cantar por la salud.